Los avances en la prevención y el tratamiento del VIH nos están acercando a terminar con la epidemia.

La investigación científica proporciona una fuerte evidencia de los beneficios, tanto para la salud como preventivos, del diagnóstico precoz y el tratamiento sostenido. Los antirretrovirales (ARVs), los medicamentos recetados que se usan para tratar el VIH, funcionan para reducir la cantidad de virus en el cuerpo, a menudo a niveles indetectables a través de pruebas de laboratorio estándar. Además de mantener saludables a las personas con VIH, sostener una carga viral baja también evita la propagación del virus a otras personas.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) se unieron a otras agencias federales como parte de un esfuerzo dirigido por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS) para revisar las últimas pruebas sobre la eficacia del tratamiento y supresión viral del VIH en la prevención de la transmisión sexual. En septiembre de 2017, un grupo de trabajo del HHS acordó el siguiente mensaje temporal que resume la investigación actual:

"Las personas que viven con VIH que toman medicamentos para el VIH tal cual se han recetado, y alcanzan y mantienen una carga viral indetectable, efectivamente no tienen riesgo de transmitir el VIH a sus parejas sexuales VIH negativas".

Haz click aquí para obtener más información de los CDC sobre el tratamiento como prevención.

Para aquellos que no tienen VIH, PrEP ofrece otra poderosa forma de protección. Cuando se toma tal cual se receta, esta píldora de una vez al día es altamente efectiva para proteger contra el VIH.

El primer paso es conocer tu estatus. Haz que la prueba de VIH sea parte de tu atención médica de rutina.

Ya sea que vivamos con VIH o no, todos tenemos un papel que desempeñar. Obtiene información. Habla con las personas en tu vida. Y empodérate, para obtener la atención y el apoyo que mereces.

Podemos hacerlo.

Juntos, somos más grandes que el SIDA.

Prueba

Haz que la prueba de VIH sea parte de tu atención médica de rutina. GRATIS, confidencial y rápida (20 minutos o menos), la prueba de VIH está disponible en todo Estados Unidos.

APRENDE MÁS

PrEP

PrEP es una píldora que se toma una vez al día, para las personas que no tienen VIH, y quieren protección adicional. La mayoría de las personas pagan poco o nada por PrEP.

APRENDE MÁS

Tratamiento

Con el tratamiento continuo, una persona que tiene VIH puede vivir una vida normal. Además de mejorar la salud, el tratamiento del VIH también previene la propagación del virus.

APRENDE MÁS