Si te encuentras entre el número récord de estadounidenses que han perdido sus empleos, y por eso la cobertura de salud, o no tenías seguro antes de COVID-19, Greater Than AIDS revisa algunas opciones para las personas que viven con VIH, y otras, para obtener y pagar por la atención médica:

Programa Ryan White de VIH/SIDA y Programa de Asistencia para Medicamentos contra el SIDA (ADAP) 

El programa Ryan White de VIH/SIDA trabaja con los departamentos de salud y las organizaciones locales comunitarias para brindar atención médica y otros servicios de apoyo para personas con VIH que no tienen seguro, que necesitan ciertos servicios que su seguro no cubre, o tienen problemas para solventarlos.

El programa cubre la atención y el tratamiento ambulatorio del VIH para quienes no tienen seguro médico, y ayuda a cubrir las brechas de cobertura para los que tienen seguro. Proporciona servicios médicos básicos, incluido el tratamiento del VIH, salud mental y atención dental, así como otros servicios de apoyo esenciales, como transporte, asistencia nutricional, alojamiento a corto plazo y gestión de casos, entre otros. También puede ayudarte con el costo de cosas como las primas de tu cobertura, el costo compartido y el costo de los medicamentos.

El Programa de Asistencia para Medicamentos contra el SIDA, o ADAP, que forma parte del Programa Ryan White, ayuda para obtener medicamentos contra el VIH. Los programas cubren el costo de los medicamentos recetados relacionados con el VIH para personas de ingresos bajos a moderados que tienen cobertura limitada, o nula. Todos los estados también usan fondos de ADAP para ayudar a los clientes a pagar el costo del seguro de salud. Sin embargo, cada estado opera su propio ADAP, por lo que el tipo de seguro al que se apoya (por ejemplo, cobertura privada, Medicare, etc.) y los tipos de costos cubiertos (por ejemplo, primas, deducibles, costos compartidos, etc.) pueden variar de un estado a otro.

Tu programa Ryan White/ADAP local puede ayudarte a saber lo que puedes tener disponible, y las mejores opciones para obtener acceso a atención y tratamiento. En vista del nuevo coronavirus, algunos estados están teniendo procedimientos de elegibilidad más flexibles, para mantener el distanciamiento social entre los clientes y el personal. Ya sea por primera vez o no, puedes solicitar citas por teléfono o video, y puedes enviar documentos electrónicamente si las regulaciones locales lo permiten. Además, se recomienda tener al menos un suministro de medicamentos para 30 días. Consulta con tu plan de salud para averiguar cómo pueden ayudarte a garantizar el acceso continuo al tratamiento durante este tiempo.

APRENDE MÁS

Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA)

La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) permite a las personas que no tienen cobertura a través de sus empleos o por otra vía, comprar su propio seguro de salud.

El período abierto de inscripción bajo ACA, cuando las personas pueden comprar o cambiar de plan médico en los mercados, generalmente se limita a un período de tiempo específico del año, a menos que haya ciertas circunstancias especiales.

Las personas que pierden su trabajo, y por ende su seguro patrocinado por el empleador, así como aquellos en otras circunstancias especiales, pueden inscribirse fuera del período abierto de inscripción. Si anticipas una pérdida de cobertura, puedes solicitar una inscripción especial en ACA con hasta 60 días de anticipación.

En respuesta a COVID-19 en los Estados Unidos, varios estados han abierto la inscripción para permitir que las personas compren planes a través de los mercados de seguros de salud fuera del período típico de inscripción abierta.

Usa este localizador para encontrar el sitio web del mercado de tu estado para obtener más información.

Aquellos con ingresos bajos a moderados pueden calificar para subsidios federales para comprar un nuevo plan a través del mercado. En algunos casos, es posible que no tengas que pagar ninguna prima.

Además, algunas personas pueden volverse elegibles para Medicaid. La elegibilidad generalmente se determina en función de los ingresos mensuales, por lo que las personas que no tienen trabajo o pierden horas, ahora pueden calificar. Si eres elegible, la inscripción para Medicaid está abierta durante todo el año.

Los planes comprados a través de los mercados de ACA no pueden rescindir ni denegar cobertura, ni cobrarte más por tu estado de salud, incluido el diagnóstico o el tratamiento de COVID-19 o el VIH.

APRENDE MÁS

Medicaid

Medicaid es el programa de salud nacional para personas con ingresos más bajos que son ciudadanos estadounidenses o han sido residentes legales por al menos cinco años.

En los estados que han "expandido" sus programas, puedes calificar para Medicaid en base a tus ingresos bajos. Averigua si vives en un estado que ha expandido Medicaid.

Sin embargo, algunos estados requieren que tengas un ingreso bajo, pero además estés en otra categoría específica, como tener una discapacidad, estar embarazada o tener hijos dependientes. Algunas personas con VIH califican para Medicaid si su condición ha avanzado y se les diagnosticó SIDA y se considera que tienen una discapacidad permanente.

Puedes inscribirte en Medicaid en cualquier momento del año.

APRENDE MÁS