Viviendo Saludable con el VIH: Raul

No tenía mucha información sobre lo que era el VIH. Creciendo en una comunidad hispana, es muy difícil de hablar de lo que es el sexo con tu familia.

Tenía 22 años cuando fui diagnosticado con VIH.

Yo poder finalmente abrirme ante mi padre, que fue el primero con el que yo hablé. Dijo que yo siempre iba a ser su hijo.

Aprendimos todos como familia en las visitas al doctor, a través de la trabajadora social quien nos proporcionó mucha información sobre lo que es el VIH y lo que no es el VIH.

Ellos aprendieron que no podían obtener el virus a través de usar la misma cuchara de la cual yo comía o tomar del mismo vaso del que yo bebía.

Vivir con VIH no es el fin del mundo. Tuve el apoyo de mi familia. Me dieron esperanza.